10 puntos de la Reforma Hacendaria explicados por jóvenes para jóvenes

Desde hace mucho tiempo se cree que leer y hablar de política, economía y otros temas relacionados son actividades exclusivas de los geeks, las personas aburridas y los señores. Por el contrario, leer y conocer de futbol, música, artistas y moda es digno de las personas cool. Esto, por ende, se refleja en las cosas que los jóvenes decidimos compartir en nuestras pláticas con amigos y en las redes sociales: la cantidad de comentarios que he visto hoy relacionados al fracaso de la selección mexicana ante EEUU supera – y por mucho – la cantidad de comentarios que he leído desde el domingo respecto a la propuesta de Reforma Hacendaria.

Honestamente, no los culpo. Los medios de comunicación poco se esfuerzan en atraer lectores jóvenes e incluso a mí – que podría decirse soy más geek que el mexicano promedio – me aburren. Pero, estoy harta de que por falta de información o porque creemos que no es algo cool y digno de twittear o compartir en nuestros cuasi-sagrados timelines de Facebook, prefiramos quedarnos en la ignorancia. Así que quiero decirte que si eres un recién graduado o te graduaste hace dos años; un emprendedor/startupero; un veinteañero que se piensa casar pronto; un fiel asistente de conciertos como Corona Capital y hasta el concierto de los Niños Cantores de Viena; un amante y defensor de los animales; o simplemente un rayado, tigre o americanista…. LA PROPUESTA DE LA REFORMA HACENDARIA ES ALGO QUE TE INTERESA CONOCER y a continuación te explico por qué.

  1. Si eres de los que se casan a los veintes (y también si eres de los que se casan a los treinta) y quieres comprar una casa o un depa déjame te platico que, si se aprueba la iniciativa presentada por EPN, a partir del próximo año cuando compres tu nidito de amor vas a tener que pagar 16% de impuestos sobre el valor de la vivienda. No sólo eso, si tus papás no se lucieron con el dinero para la casa y el sueldo no te alcanzó para pagarla de contado, también vas a tener que pagar impuestos sobre los intereses hipotecarios.
  2. ¿No tienes planes de casarte ni de comprar casa, pero no quieres vivir en casa de tus papás? Será mejor que vayas reconsiderando regresar a casa de mami y papi. Para ti, estimado joven independiente, también hay. Tú también vas a tener que pagar 16% adicional por impuestos cada mes a tu rentero. Desde luego, después del aumento por inflación el próximo año.
  3. Si eres un fanático de la bolsa como mis amigos, desafortunadamente te tengo malas noticias. En la reforma fiscal se propone gravar con 10% las ganancias en la Bolsa Mexicana de Valores. O sea que si hiciste un buen move comprando y vendiendo acciones y te ganaste 1,000 pesos, sólo te van a dar 900. Y no – en estricta teoría – no te están robando, estás pagando impuestos.
  4. Si eres Godinez y ya estás esperando que llegue el segundo trimestre del 2014 para que te repartan las utilidades, tengo un consejo para ti: cuando llegue el momento, ni voltees a ver el recibo de nómina. Seguramente vas a notar cierta diferencia entre la cifra que esperabas recibir vs. lo que realmente te depositaron. La reforma fiscal contempla también un 10% de impuestos sobre los dividendos que seguramente se verá reflejado en el reparto de utilidades.
  5. ¿Eres de los que cree que el perro es el mejor amigo del hombre y, como yo, trata a sus mascotas como si fueran bebés? Pues a lo mejor no lloran, ni usan pañales, pero alimentar a nuestros amigos de cuatro patas ahora va a costar igual o más que alimentar a un bebé. Bajo la creencia de que sólo las personas con dinero tienen mascotas – de ser aprobada la propuesta de la reforma hacendaria – se impondrá una tasa del 16% de IVA sobre los alimentos para perros y gatos.
  6. Si eres el mayor en Foursquare del Foro Sol, el Plaza Condesa, el Auditorio Nacional, la Arena Monterrey y el Auditorio Banamex conocer la propuesta de la reforma fiscal te interesa porque te cuento que – si se aprueba – a partir del próximo año ver a tus bandas favoritas te va a costar un 16% adicional por concepto de IVA. Te entiendo, ¡ya ni rockear a gusto se puede! (Eso sí, el teatro, el circo y el cine se mantendrían intactos. ¡Fiuf!)
  7. ¿Eres #gorditafeliz y la Coca Light es lo que te mantiene viva? Pueeeees… sí, a ti también te afecta la reforma hacendaria. Con el objetivo de combatir los altos índices de obesidad que afectan a nuestro país, la reforma propone instaurar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (a.k.a. IEPS) en todas las bebidas saborizadas con azúcares añadidas. Ser #gorditafeliz no es fácil y ahora va a costar más.
  8. Si eres emprendedor y estás poniendo tu propia startup… ¡échale un ojo a la propuesta! La reforma presentada por EPN establece que las empresas que pertenecen al Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) ya no se tratarán de manera especial, pues todos los contribuyentes deben pagar el IVA bajo el régimen general. En otras palabras, esto quiere decir que eventualmente tu empresa va a pagar impuestos igual que todas las demás y, por consecuencia, vas a tener menos utilidades.
  9. Si eres de los que acampa dos días para comprar el abono, vas al estadio con tus compadres religiosamente cada dos fines de semana y apoyas a tu equipo en la vida y en la cancha no sólo no van a bajar los precios de la cerveza y el alcohol como habían prometido sino que probablemente ahora cada boleto te costará un poco más por aquello de que se aplicará 23% de ISR a todos los espectáculos en campos deportivos.
  10. Y, por último, si después de todos tus gastos te queda “para los chicles”, piénsalo dos veces y verifica el dato porque a partir del próximo año también se pagará 16% de IVA al comprar este producto.

No hay que ser economista ni un genio en la materia para darse cuenta de que en esta propuesta de reforma no hay una sola genialidad. La presentación de la reforma estuvo llena de propaganda política y se presentó como un proyecto inclusivo cuyo objetivo es que el desarrollo llegue a todas las clases sociales del país. Sin embargo, no es verdad que “pagarán más los que ganen más”. Como siempre, la clase media será la más afectada.

Seamos Mexicanos de verdad. Así, con mayúscula. Pongámonos la camiseta participando en las discusiones que definen el rumbo del país y no solamente cuando de futbol se trate. Convirtámonos en Mexicanos activos.

Standard