Exceso de apatía y falta de empatía

Hoy, en una de mis redes sociales, me encontré una foto donde aparecía un grupo de mujeres y la leyenda “Contribuye con tu granito de arena y adopta una venezolana”. La foto, haciendo alusión a la belleza de las mujeres venezolanas, me pareció sumamente indignante y de pésimo gusto. Quien la haya creado y quienes la distribuyen – así sea en forma de broma – claramente no tienen idea de lo que significa ser solidario y seguramente poco entienden de la situación que se vive en Venezuela, pues no me explico de qué otra manera podrían atreverse a insultar así al pueblo que está luchando con su vida por su país y su libertad.

El exceso de apatía y la falta de empatía de miles de mexicanos no dejan de sorprenderme. Muchos lo justifican diciendo que un like, un share o un retweet en redes sociales no sirve para nada. Otros dicen que primero hay que preocuparse por lo que pasa en nuestro propio país. Y, aunque estoy de acuerdo con que no se vale – como diría mi mamá – ser candil de la calle y oscuridad de la casa, curiosamente tampoco los he visto salir a la calle y protestar cuando algo sucede en México.  Así que no me salgan ahora con que son muy patrióticos que esa no se las compro.  Seamos honestos, las cosas como son: estamos acostumbrados a vivir en la comodidad, a que nuestra mayor preocupación sea el fútbol o si una fulanita que tenemos más de diez años de no ver se va a casar cuando nosotras ni novio tenemos… pero hasta ahí.

Sin embargo, lo he dicho antes y lo diré cuantas veces sea necesario: los jóvenes, la generación Y más que cualquier otra, tenemos que meternos en la cabeza que nuestro futuro se está construyendo hoy. Un país llega tan lejos como su gente quiera, así que más vale que desde ya tomemos conciencia sobre lo que hacemos y la forma en que lo hacemos. De lo contrario, en diez años lo vamos a lamentar.

Tenemos que entender también que todos vivimos y compartimos este mundo. Se acabaron los tiempos donde cada quien era de un sólo país y se preocupaba únicamente por sus intereses. Todos somos ciudadanos del mundo y, como tales, lo que hagamos o dejemos de hacer tiene un efecto en el devenir de todos los seres humanos. Es momento de dejar la mentalidad egoísta y superficial para entender que lo que pasa hoy en nuestro país, en nuestro continente y en nuestro mundo afecta directamente el futuro que nos espera.

Somos la generación más conectada en la historia y, así como esto genera grandes beneficios, conlleva también grandes responsabilidades – entre ellas mantenerse informados y actuar cuando es necesario. No se vale gozar de las bondades de vivir en un mundo globalizado y a la hora de la hora, darle la espalda a quien necesita nuestra ayuda. Hace unos meses fue Brasil, hoy son Venezuela y Ucrania, mañana podríamos ser nosotros los que tengamos que salir a la calle a defender nuestros derechos y necesitemos el apoyo de la comunidad internacional. Así que – como dicen por ahí – hoy por ellos, mañana por nosotros.

Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s