Exceso de apatía y falta de empatía

Hoy, en una de mis redes sociales, me encontré una foto donde aparecía un grupo de mujeres y la leyenda “Contribuye con tu granito de arena y adopta una venezolana”. La foto, haciendo alusión a la belleza de las mujeres venezolanas, me pareció sumamente indignante y de pésimo gusto. Quien la haya creado y quienes la distribuyen – así sea en forma de broma – claramente no tienen idea de lo que significa ser solidario y seguramente poco entienden de la situación que se vive en Venezuela, pues no me explico de qué otra manera podrían atreverse a insultar así al pueblo que está luchando con su vida por su país y su libertad.

El exceso de apatía y la falta de empatía de miles de mexicanos no dejan de sorprenderme. Muchos lo justifican diciendo que un like, un share o un retweet en redes sociales no sirve para nada. Otros dicen que primero hay que preocuparse por lo que pasa en nuestro propio país. Y, aunque estoy de acuerdo con que no se vale – como diría mi mamá – ser candil de la calle y oscuridad de la casa, curiosamente tampoco los he visto salir a la calle y protestar cuando algo sucede en México.  Así que no me salgan ahora con que son muy patrióticos que esa no se las compro.  Seamos honestos, las cosas como son: estamos acostumbrados a vivir en la comodidad, a que nuestra mayor preocupación sea el fútbol o si una fulanita que tenemos más de diez años de no ver se va a casar cuando nosotras ni novio tenemos… pero hasta ahí.

Sin embargo, lo he dicho antes y lo diré cuantas veces sea necesario: los jóvenes, la generación Y más que cualquier otra, tenemos que meternos en la cabeza que nuestro futuro se está construyendo hoy. Un país llega tan lejos como su gente quiera, así que más vale que desde ya tomemos conciencia sobre lo que hacemos y la forma en que lo hacemos. De lo contrario, en diez años lo vamos a lamentar.

Tenemos que entender también que todos vivimos y compartimos este mundo. Se acabaron los tiempos donde cada quien era de un sólo país y se preocupaba únicamente por sus intereses. Todos somos ciudadanos del mundo y, como tales, lo que hagamos o dejemos de hacer tiene un efecto en el devenir de todos los seres humanos. Es momento de dejar la mentalidad egoísta y superficial para entender que lo que pasa hoy en nuestro país, en nuestro continente y en nuestro mundo afecta directamente el futuro que nos espera.

Somos la generación más conectada en la historia y, así como esto genera grandes beneficios, conlleva también grandes responsabilidades – entre ellas mantenerse informados y actuar cuando es necesario. No se vale gozar de las bondades de vivir en un mundo globalizado y a la hora de la hora, darle la espalda a quien necesita nuestra ayuda. Hace unos meses fue Brasil, hoy son Venezuela y Ucrania, mañana podríamos ser nosotros los que tengamos que salir a la calle a defender nuestros derechos y necesitemos el apoyo de la comunidad internacional. Así que – como dicen por ahí – hoy por ellos, mañana por nosotros.

Standard

¿De qué va la Reforma Educativa y por qué hay tanta marcha?

Honestamente, si no fuera por las marchas que han paralizado la Ciudad de México y enloquecido a los chilangos y por los shows de quinta que han dado tanto policías como maestros agarrándose unos contra otros, seguramente para muchos – jóvenes y no tan jóvenes – la Reforma Educativa sería un tema más de esos que se discuten (o no) en el Congreso. Desde luego, no soy quién para juzgar su falta de interés, peeeero… el hecho de que lo que pasa en materia de educación no impacta directamente a nuestros ingresos no justifica que nos sigamos de largo cada vez que escuchamos un comentario relacionado al tema.

Aunque a veces se nos olvide, la educación es lo más importante para el desarrollo de una sociedad y en México aún hay mucho por hacer. Para que se den una idea: bajita la mano, sólo 35 de cada 100 estudiantes que ingresan a primaria, la terminan. No sólo eso, a nivel secundaria, según los resultados de la prueba PISA más de la mitad de los alumnos se gradúa sin los conocimientos mínimos necesarios, o sea, ¡4 de cada 10 alumnos ni siquiera obtiene los conocimientos básicos de español! El Ola ke ase? no es sólo un meme y los comentarios eZkriToz azHi son la realidad de muchos niños y jóvenes mexicanos que no aprenden nunca a leer y escribir bien.

No obstante, a pesar de la n cantidad de cosas que se podrían hacer para mejorar la educación en el país, la Reforma Educativa se limita básicamente a proponer dos:

  1. El fortalecimiento del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE). La iniciativa propone convertir al instituto – ya existente – en una entidad autónoma responsable de medir, analizar e identificar las áreas de oportunidad del sistema educativo. Es decir, convertirlo en un instituto tipo INEGI pero exclusivo para los temas de educación.
  2. La creación del servicio profesional docente para quitarle, de una vez por todas, el poder a los sindicatos (a.k.a. SNTE y CNTE). De aprobarse, los maestros tendrían que decirle adiós al corrupto sistema de plazas con el que se manejan actualmente y en su lugar adoptar un sistema basado en méritos. En otras palabras, para ser elegidos, promovidos o simplemente mantener su empleo, los maestros tendrían que hacer bien su trabajo: educar a los mexicanos de manera formal e institucionalizada.

Esto en papel se ve re-bonito. Todos los que trabajamos – Godinez o startuperos – conocemos bien los sistemas de promociones basado en nuestro desempeño y entendemos perfecto que para subir de nivel en el organigrama hay que perseguir la chuleta y partirnos el lomo todos los días no para cumplir, sino para superar los resultados esperados. Pero entonces, ¿cuál es el maldito problema? ¿Por qué tanta marcha?  

Resulta que el problema con la Reforma Educativa no es técnico, pero sí político.

Hace un par de semanas muchos dimos por hecho que la foto que mostraba el rescate en Acapulco de los mirreyes y mirreynas hijos de funcionarios públicos era real, sin antes mover un dedo para verificar los hechos. Hemos llegado al punto donde, con justa razón, creemos al gobierno capaz de cualquier cosa y esta desconfianza se ha vuelto un mal generalizado del que algunos se aprovechan para beneficio propio. Así como nos pasó a nosotros, los teachers creen ciegamente todo lo que les dicen los líderes sindicales quienes – negados a perder el control que les permite hacer y deshacer a su antojo – se aprovechan para manipular la información y jugar al teléfono descompuesto.

Desde luego, no todos los maestros son iguales; hay niveles. Algunos maestros protestan por la falta de infraestructura y malos sueldos y tienen toda la razón, pues la verdad es que en algunos estados – como Oaxaca y Chiapas – la condición de las escuelas está pal perro y la reforma no propone nada para mejorarlas. Sin embargo, las justificadas razones de los menos se pierden cuando la inmensa mayoría protesta sin saber qué pex con la reforma o simplemente porque no está de acuerdo con perder el privilegio de no  hacer nada y jamás poner en riesgo su trabajo. Entre estos últimos están los dizque maestros que jamás han puesto un méndigo pie en una escuela y aun así reciben el sueldo… ¿y su nieve, mirrey?

No estoy ni a favor ni en contra de que los maestros protesten por sus derechos laborales. Cada quien hace de su vida un papalote y si esa es la manera que ellos consideran más adecuada para exigir el diálogo con el gobierno, adelante. Si algo hay en México es libertad de expresión. Sin embargo, no se vale protestar por no querer hacer bien su trabajo y para nada me parece que, además, lo hagan a costa de dejar a miles de alumnos sin clases cada vez que a los sindicatos se les ocurre organizar una protesta. 

Los alumnos son los que menos culpa tienen y son a los que peor les va en la feria. Mientras el gobierno lucha por quitarle poder a los sindicatos y éstos por mantener las plazas de sus militantes, los estudiantes se tienen que conformar con una educación rezagada, mediocre e impartida a medias, al ahí se va. Tanto al gobierno como a los maestros se les olvidó que el foco de la política en materia de educación debe ser quien aprende y no quien enseña. La reforma debería buscar cómo extender la educación a todo el país, cómo promover la curiosidad para que los alumnos se interesen en seguir aprendiendo y cómo reducir la brecha digital, entre otras cosas.

La propuesta de Reforma Educativa se queda corta para todo lo que hay por hacer. No sorprende, pero frustra e indigna que temas prioritarios para el desarrollo del país se sigan comprometiendo a cambio de no perder el voto de quienes parecen más acarreados políticos que profesores dignos. 

Standard

10 puntos de la Reforma Hacendaria explicados por jóvenes para jóvenes

Desde hace mucho tiempo se cree que leer y hablar de política, economía y otros temas relacionados son actividades exclusivas de los geeks, las personas aburridas y los señores. Por el contrario, leer y conocer de futbol, música, artistas y moda es digno de las personas cool. Esto, por ende, se refleja en las cosas que los jóvenes decidimos compartir en nuestras pláticas con amigos y en las redes sociales: la cantidad de comentarios que he visto hoy relacionados al fracaso de la selección mexicana ante EEUU supera – y por mucho – la cantidad de comentarios que he leído desde el domingo respecto a la propuesta de Reforma Hacendaria.

Honestamente, no los culpo. Los medios de comunicación poco se esfuerzan en atraer lectores jóvenes e incluso a mí – que podría decirse soy más geek que el mexicano promedio – me aburren. Pero, estoy harta de que por falta de información o porque creemos que no es algo cool y digno de twittear o compartir en nuestros cuasi-sagrados timelines de Facebook, prefiramos quedarnos en la ignorancia. Así que quiero decirte que si eres un recién graduado o te graduaste hace dos años; un emprendedor/startupero; un veinteañero que se piensa casar pronto; un fiel asistente de conciertos como Corona Capital y hasta el concierto de los Niños Cantores de Viena; un amante y defensor de los animales; o simplemente un rayado, tigre o americanista…. LA PROPUESTA DE LA REFORMA HACENDARIA ES ALGO QUE TE INTERESA CONOCER y a continuación te explico por qué.

  1. Si eres de los que se casan a los veintes (y también si eres de los que se casan a los treinta) y quieres comprar una casa o un depa déjame te platico que, si se aprueba la iniciativa presentada por EPN, a partir del próximo año cuando compres tu nidito de amor vas a tener que pagar 16% de impuestos sobre el valor de la vivienda. No sólo eso, si tus papás no se lucieron con el dinero para la casa y el sueldo no te alcanzó para pagarla de contado, también vas a tener que pagar impuestos sobre los intereses hipotecarios.
  2. ¿No tienes planes de casarte ni de comprar casa, pero no quieres vivir en casa de tus papás? Será mejor que vayas reconsiderando regresar a casa de mami y papi. Para ti, estimado joven independiente, también hay. Tú también vas a tener que pagar 16% adicional por impuestos cada mes a tu rentero. Desde luego, después del aumento por inflación el próximo año.
  3. Si eres un fanático de la bolsa como mis amigos, desafortunadamente te tengo malas noticias. En la reforma fiscal se propone gravar con 10% las ganancias en la Bolsa Mexicana de Valores. O sea que si hiciste un buen move comprando y vendiendo acciones y te ganaste 1,000 pesos, sólo te van a dar 900. Y no – en estricta teoría – no te están robando, estás pagando impuestos.
  4. Si eres Godinez y ya estás esperando que llegue el segundo trimestre del 2014 para que te repartan las utilidades, tengo un consejo para ti: cuando llegue el momento, ni voltees a ver el recibo de nómina. Seguramente vas a notar cierta diferencia entre la cifra que esperabas recibir vs. lo que realmente te depositaron. La reforma fiscal contempla también un 10% de impuestos sobre los dividendos que seguramente se verá reflejado en el reparto de utilidades.
  5. ¿Eres de los que cree que el perro es el mejor amigo del hombre y, como yo, trata a sus mascotas como si fueran bebés? Pues a lo mejor no lloran, ni usan pañales, pero alimentar a nuestros amigos de cuatro patas ahora va a costar igual o más que alimentar a un bebé. Bajo la creencia de que sólo las personas con dinero tienen mascotas – de ser aprobada la propuesta de la reforma hacendaria – se impondrá una tasa del 16% de IVA sobre los alimentos para perros y gatos.
  6. Si eres el mayor en Foursquare del Foro Sol, el Plaza Condesa, el Auditorio Nacional, la Arena Monterrey y el Auditorio Banamex conocer la propuesta de la reforma fiscal te interesa porque te cuento que – si se aprueba – a partir del próximo año ver a tus bandas favoritas te va a costar un 16% adicional por concepto de IVA. Te entiendo, ¡ya ni rockear a gusto se puede! (Eso sí, el teatro, el circo y el cine se mantendrían intactos. ¡Fiuf!)
  7. ¿Eres #gorditafeliz y la Coca Light es lo que te mantiene viva? Pueeeees… sí, a ti también te afecta la reforma hacendaria. Con el objetivo de combatir los altos índices de obesidad que afectan a nuestro país, la reforma propone instaurar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (a.k.a. IEPS) en todas las bebidas saborizadas con azúcares añadidas. Ser #gorditafeliz no es fácil y ahora va a costar más.
  8. Si eres emprendedor y estás poniendo tu propia startup… ¡échale un ojo a la propuesta! La reforma presentada por EPN establece que las empresas que pertenecen al Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) ya no se tratarán de manera especial, pues todos los contribuyentes deben pagar el IVA bajo el régimen general. En otras palabras, esto quiere decir que eventualmente tu empresa va a pagar impuestos igual que todas las demás y, por consecuencia, vas a tener menos utilidades.
  9. Si eres de los que acampa dos días para comprar el abono, vas al estadio con tus compadres religiosamente cada dos fines de semana y apoyas a tu equipo en la vida y en la cancha no sólo no van a bajar los precios de la cerveza y el alcohol como habían prometido sino que probablemente ahora cada boleto te costará un poco más por aquello de que se aplicará 23% de ISR a todos los espectáculos en campos deportivos.
  10. Y, por último, si después de todos tus gastos te queda “para los chicles”, piénsalo dos veces y verifica el dato porque a partir del próximo año también se pagará 16% de IVA al comprar este producto.

No hay que ser economista ni un genio en la materia para darse cuenta de que en esta propuesta de reforma no hay una sola genialidad. La presentación de la reforma estuvo llena de propaganda política y se presentó como un proyecto inclusivo cuyo objetivo es que el desarrollo llegue a todas las clases sociales del país. Sin embargo, no es verdad que “pagarán más los que ganen más”. Como siempre, la clase media será la más afectada.

Seamos Mexicanos de verdad. Así, con mayúscula. Pongámonos la camiseta participando en las discusiones que definen el rumbo del país y no solamente cuando de futbol se trate. Convirtámonos en Mexicanos activos.

Standard